• unlimited access with print and download
    $ 37 00
  • read full document, no print or download, expires after 72 hours
    $ 4 99
More info
Unlimited access including download and printing, plus availability for reading and annotating in your in your Udini library.
  • Access to this article in your Udini library for 72 hours from purchase.
  • The article will not be available for download or print.
  • Upgrade to the full version of this document at a reduced price.
  • Your trial access payment is credited when purchasing the full version.
Buy
Continue searching

La (des)pluralizacion del verbo haber existencial en el Espanol Salvadoreno: ?Un cambio en progreso?

ProQuest Dissertations and Theses, 2009
Dissertation
Author: Jose Roberto Alexander Quintanilla-Aguilar
Abstract:
This study analyzes the pluralization of the verb haber in Salvadoran Spanish. Spanish uses the verb haber 'to have' for existential sentences. According to traditional grammars, existential sentences with haber are impersonal, that is, they are conjugated only in the third-person singular. However, it is common in most Spanish varieties to conjugate haber in the plural when the nominal phrase is plural. Recent studies have suggested that the pluralization of haber is an innovation in modern Spanish and that it is advancing from lower to higher classes. My study shows that on the contrary there is little evidence indicating that pluralization is new in modern Spanish. In fact, the phenomenon has been known to grammarians since as early as 1833, recorded in examples showing all tenses and reflecting the usage of all social classes. Since other Romance languages also have variation between an impersonal and a plural form in existential sentences, the phenomenon is likely to be a manifestation of a universal tendency. I have used written questionnaires, sociolinguistic interviews and written documents from the 19th , 20th , and 21 st centuries to analyze existential sentences with haber in different contexts of Salvadoran Spanish. My results show that the pluralization of haber has a significant presence in Salvadoran Spanish, and that it is disfavored only in formal language, in the speech of the highly educated, and in contexts where speakers have been immediately exposed to the impersonal use. Thus, given the fact that the use of existential haber has been constant in Salvadoran Spanish since the 19 th century, and that there is no significant variation among speakers of different ages, I conclude that the pluralization of haber does not represent a linguistic change in progress in this variety. (Full text of this dissertation may be available via the University of Florida Libraries web site. Please check http://www.uflib.ufl.edu/etd.html)

5 TABLE OF CONTENTS

page

ACKNOWLEDGMENTS ..................................................................................................4

LIST OF TABLES............................................................................................................9

ABSTRACT...................................................................................................................11 CHA PTER 1 INTRODUCCIÓN....................................................................................................13

1.1. ¿Qué es un verbo impersonal?........................................................................17

1.2. El origen del verbo haber: de posesión a existencia........................................19

1.3. El verbo haber existencial como impersonal....................................................23

1.4. ¿Qué es la pluralización de haber existencial?................................................27

2 ESTUDIOS PREVIOS.............................................................................................34

2.1. La pluralización de haber existencial en la literatura lingüística.......................34

2.1.1. Actitudes prescriptivas............................................................................35

2.1.2. Enfoques descriptivos............................................................................49

2.2. La (des)pluralización en otras lenguas............................................................53

3 EL CAMBIO LINGÜÍSTICO....................................................................................70

3.1. El estudio del cambio lingüístico......................................................................70

3.2. ¿Cambio en progreso en el verbo haber existencial?......................................74

3.3. Estudios previos sobre la pluralización de haber de corte sociolingüístico......77

3.4. Resultados de los estudios sociolingüísticos previos.......................................82

3.4.1. Factores extralingüísticos.......................................................................83

3.4.1.1. La edad.........................................................................................84

3.4.1.2. El género.......................................................................................85

3.4.1.3. El nivel de educación....................................................................87

3.4.1.4. El nivel socioeconómico................................................................89

3.4.1.5. Influencia de otras lenguas...........................................................92

3.4.1.6. Las actitudes.................................................................................94

3.4.1.7. La distribución geográfica.............................................................95

3.4.2. Factores lingüísticos...............................................................................97

3.4.2.1. El tiempo verbal............................................................................97

3.4.2.2. Acompañante verbal...................................................................101

3.4.2.3. Factor ± humano.........................................................................102

3.4.2.4. Modificadores..............................................................................102

3.4.2.5. La negación................................................................................103

3.4.2.6. Otros factores.............................................................................103

6 4 METODOLOGÍA...................................................................................................105

4.1. Preguntas de investigación............................................................................105

4.2. Participantes..................................................................................................107

4.2.1. El corpus de habla oral.........................................................................108

4.2.2. Los cuestionarios..................................................................................111

4.2.3. Los datos escritos antiguos y actuales.................................................111

4.3. Materiales......................................................................................................113

4.4. Procedimiento................................................................................................120

4.5. Codificación de los datos...............................................................................122

4.5.1. Los cuestionarios..................................................................................122

4.5.2. Las entrevistas sociolingüísticas..........................................................124

4.5.2.1. Variables extralingüísticas..........................................................126

4.5.2.2. Variables lingüísticas..................................................................127

4.5.3. Los corpus escritos...............................................................................130

4.5.3.1. Los corpus antiguos....................................................................130

4.5.3.2. El corpus de habla escrita reciente.............................................131

4.6. Análisis de datos............................................................................................132

4.6.1. El análisis con el programa de estadística SPSS.................................132

4.6.2. El análisis con el programa de estadístico GoldVarb X........................134

5 ANÁLISIS Y DISCUSIÓN DE LOS RESULTADOS..............................................136

5.1. Resultados de los cuestionarios....................................................................136

5.1.1. Cuestionario 1......................................................................................137

5.1.2. Cuestionario 2......................................................................................139

5.1.2.1. La variable edad.........................................................................140

5.1.2.2. La variable género......................................................................141

5.1.2.3. La variable nivel de educación....................................................141

5.1.2.4. Discusión de los resultados de la tabla 5-2.................................142

5.2. Resultados de las entrevistas sociolingüísticas.............................................146

5.2.1. Las variables extralingüísticas..............................................................147

5.2.1.1. La variable nivel de espontaneidad.............................................147

5.2.1.2. La variable nivel de educación....................................................150

5.2.1.3. La variable edad.........................................................................151

5.2.1.4. La variable género......................................................................152

5.2.2. Las variables lingüísticas......................................................................153

5.2.2.1. El tiempo verbal..........................................................................154

5.2.2.2. La negación................................................................................155

5.2.2.3. Posición de sintagma nominal....................................................156

5.2.2.4. La forma verbal: simple, compuesta y perifrástica......................157

5.2.2.5. Presencia de modificadores........................................................158

5.2.2.6. Rasgo humano............................................................................159

5.3. Resultados de los datos escritos (español moderno)....................................160

5.3.1. Las variables extralingüísticas..............................................................160

5.3.1.1. La variable nivel de educación....................................................161

5.3.1.2. La variable nivel de espontaneidad.............................................161

7 5.3.1.3. La variable género......................................................................162

5.3.2. Las variables lingüísticas......................................................................162

5.3.2.1. El tiempo verbal..........................................................................163

5.3.2.2. La forma verbal...........................................................................164

5.3.2.3. La negación................................................................................165

5.3.2.4. La posición del sintagma nominal...............................................166

5.3.2.5. El rasgo humano.........................................................................166

5.3.2.6. La presencia de modificadores...................................................166

5.4. Resultados de los datos escritos (español de los siglos XIX y XX)...............167

5.4.1. La forma verbal....................................................................................168

5.4.2. El tiempo verbal....................................................................................169

5.4.3. El factor humano..................................................................................169

5.4.4. La posición verbal.................................................................................169

5.4.5. La presencia o ausencia de un modificador.........................................170

5.4.6. La negación..........................................................................................170

6 CONCLUSIONES.................................................................................................178

6.1. Conclusiones generales.................................................................................178

6.2. Sobre las preguntas de investigación............................................................188

6.3. Limitaciones del estudio y recomendaciones para futuros trabajos...............191

6.4. Conclusión final.............................................................................................194

APPENDIX

A INFORMACIÓN DEMOGRÁFICA DE LOS PARTICIPANTES ENTREVISTADOS ...............................................................................................196

B FORMAS DE HABER QUE SE BUSCARON EN LOS CORPUS.........................198

C IRB PROTOCOL...................................................................................................201

D INFORMED CONSENT (ENGLISH).....................................................................203

E INFORMED CONSENT (SPANISH).....................................................................205

F FORMATO DE LA ENTREVISTA ORAL..............................................................207

G CUESTIONARIO 1...............................................................................................209

H CUESTIONARIO 2...............................................................................................211

I FORMULARIO DE DATOS QUE LLENARON LOS PARTICIPANTES................221

J LISTA DE LIBROS UTILIZADOS EN EL CORPUS DE ESPAÑOL ANTIGUO 1821−1958............................................................................................................222

8 LIST OF REFERENCES.............................................................................................235

BIOGRAPHICAL SKETCH..........................................................................................242

9 LIST OF TABLES Table page

2-1 Resumen de la (des)pluralización de las oraciones existenciales en algunas lenguas ...............................................................................................................69

3-1 Número de ocurrencias de haber pluralizado encontradas por DeMello (1991) en once ciudades hispanas...................................................................104

3-2 Resumen de los porcentajes de la pluralización de haber en el habla culta de once ciudades según el estudio de DeMello (1991).........................................104

3-3 Porcentajes del tipo de argumento según el estudio de Montes de Oca (1994)...............................................................................................................104

5-1 Resultados del t test de variables independientes en la frecuencia de uso de formas plurales en el cuestionario 1: Comparación entre diferentes grupos en base a la edad, el género y el nivel de estudios (N = 40)............................171

5-2 Resultados significativos al cuestionario 2 de actitudes por variable. Medias (desviación estándar).......................................................................................171

5-3 Resultados descriptivos de las variables extralingüísticas en el habla oral......172

5-4 Análisis multivariable de la contribución de los factores extralingüísticos seleccionados como significativos en el uso de la pluralización del verbo haber existencial en el español salvadoreño (habla espontánea)....................172

5-5 Análisis multivariable de la contribución de los factores lingüísticos seleccionados como significativos en el uso de la pluralización del verbo haber existencial en el español salvadoreño (habla espontánea)....................173

5-6 Distribución de la pluralización del verbo haber existencial en el habla oral según el tiempo verbal en oraciones afirmativas y negativas...........................174

5-7 Distribución de la pluralización del verbo haber existencial en el habla oral según el tiempo verbal y el rasgo humano.......................................................174

5-8 Análisis multivariable de la contribución de los factores extralingüísticos seleccionados como significativos en el uso de la pluralización del verbo haber existencial en el español salvadoreño (español escrito)........................174

5-9 Análisis multivariable de la contribución de los factores lingüísticos seleccionados como significativos en el uso de la pluralización del verbo haber existencial en el español salvadoreño (español escrito)........................175

10 5-10 Distribución general de ocurrencias de haber pluralizado e impersonal en el español salvadoreño de 1821−1958 ................................................................176

5-11 Distribución de la pluralización y el uso impersonal de haber según la forma verbal en el español salvadoreño de 1821−1958.............................................176

5-12 Distribución de la pluralización y el uso impersonal de haber según el tiempo verbal en el español salvadoreño de 1821−1958.............................................176

5-13 Distribución de la pluralización y el uso impersonal de haber según el factor humano en el español salvadoreño de 1821−1958..........................................176

5-14 Distribución de la pluralización y el uso impersonal de haber según la posición verbal en el español salvadoreño de 1821−1958...............................176

5-15 Distribución de la pluralización y el uso impersonal de haber según la presencia o ausencia de un modificador en el español salvadoreño de 1821−1958.......................................................................................................177

5-16 Distribución de la pluralización y el uso impersonal de haber según la frase negativa o afirmativa en el español salvadoreño de 1821−1958......................177

11 Abstract of Dissertation Presented to the Graduate School of the University of Florida in Partial Fulfillment of the Requirements for the Degree of Doctor of Philosophy

LA (DES)PLURALIZACIÓN DEL VERBO HABER EXISTENCIAL EN EL ESPAÑOL SALVADOREÑO: ¿UN CAMBIO EN PROGRESO? By José Roberto Alexander Quintanilla-Aguilar

December 2009

Chair: David Pharies Major: Romance Languages

This study analyzes the pluralization of the verb haber in Salvadoran Spanish. Spanish uses the verb haber ‘to have’ for existential sentences. According to traditional grammars, existential sentences with haber are impersonal, that is, they are conjugated only in the third-person singular. However, it is common in most Spanish varieties to conjugate haber in the plural when the nominal phrase is plural. Recent studies have suggested that the pluralization of haber is an innovation in modern Spanish and that it is advancing from lower to higher classes. My study shows that on the contrary there is little evidence indicating that pluralization is new in modern Spanish. In fact, the phenomenon has been known to grammarians since as early as 1833, recorded in examples showing all tenses and reflecting the usage of all social classes. Since other Romance languages also have variation between an impersonal and a plural form in existential sentences, the phenomenon is likely to be a manifestation of a universal tendency. I have used written questionnaires, sociolinguistic interviews and written documents from the 19 th , 20 th , and 21 st centuries to analyze existential sentences with haber in different contexts of Salvadoran Spanish. My results show that the

12 pluralization of haber has a significant presence in Salvadoran Spanish, and that it is disfavored only in formal language, in the speech of the highly educated, and in contexts where speakers have been immediately exposed to the impersonal use. Thus, given the fact that the use of existential haber has been constant in Salvadoran Spanish since the 19 th century, and that there is no significant variation among speakers of different ages, I conclude that the pluralization of haber does not represent a linguistic change in progress in this variety.

13 CAPÍTULO 1 INTRODUCCIÓN Este trabajo estudia la pluralización del verbo haber existencial en el español salvadoreño y los factores sociales y lingüísticos que favorecen su uso. Si bien el uso impersonal en este tipo de oraciones es el que comúnmente se utiliza en la lengua escrita y el procurado en el habla espontánea, existe la tendencia, en algunas variedades del español, a hacer concordar (pluralizar) el verbo haber con la frase nominal o referente que le acompaña si estos están en plural, tal y como se observa en el siguiente ejemplo, en el que se pluraliza el subjuntivo del verbo haber. (1) Tal vez hayan más mujeres que hombres (hablante 10 HVNE) El fenómeno es conocido tanto como “pluralización de haber” (Castillo-Trelles 2007, DeMello 1991, Diaz-Campos 2000, 2003 y Freites-Barros 2003) como “concordancia de haber” (Montes de Oca-Sicilia 1994). En este trabajo haremos referencia a este fenómeno como pluralización del verbo haber existencial. Nuestro trabajo hace nuevas aportaciones al estudio de este tema. En primer lugar, no partimos de la hipótesis de que la pluralización del verbo haber existencial es una innovación lingüística del español de hoy en día. La mayoría de los estudios, por no decir que todos, que se han hecho sobre el tema de la pluralización de haber suponen que este fenómeno es una innovación moderna y que ésta va venciendo a la forma impersonal. Parecen no tomar en cuenta el hecho de que la pluralización de haber es un fenómeno que se registra en el español americano desde antaño, con certeza, desde principios del siglo XIX (aunque quizás más tempranamente, como mostraremos con ejemplos más adelante). Dado que el uso existencial del verbo haber recién se comenzó a consolidarse en el siglo XVI, pareciera que el origen del uso

14 pluralizado tiene como explicaciones dos posibilidades. La primera es que el uso pluralizado se ha iniciado casi inmediatamente (con lo cual sería seguro que no ha habido un cambio de impersonal a plural). Veremos más adelante que durante el proceso de cambio de verbo posesivo a existencial, haber era difícil de diferenciar en su significado y que como posesivo este verbo podía tener un sujeto en plural, con lo cual las estructuras podrían ser casos de posesión en el pasado (donde no se expresaba el sujeto), de tal manera que el cambio pudo pasar desapercibido fácilmente. La otra posibilidad es que el uso impersonal se ha mantenido como universal durante un tiempo, quizás hasta nuestros días. Esto es lo que dan por sentado los estudios que se han hecho hasta el momento. Dado que nuestro trabajo no estudia el origen del verbo haber como existencial o pluralizado, no vamos a tomar como cierta ninguna de estas suposiciones, especialmente la segunda. Lo que nos interesa es saber si hoy en día hay señales de un cambio en progreso en este tipo de oraciones, ya sea porque la variación se haya mantenido estable desde antes del siglo XIX o porque finalmente una de las dos formas (y no sólo la pluralizada) esté ganando terreno sobre la otra. El segundo asunto es que abordamos el tema de la pluralización desde un punto de vista translingüístico. Como lo detallaremos más adelante, la ambivalencia entre la concordancia o no concordancia en las oraciones existenciales no es una exclusividad del español, ni siquiera de sólo las lenguas romances, y si bien en este estudio no se harán análisis profundos de otras lenguas, sí hay una discusión general, y no por ella incipiente, sobre lo que acontece en otros idiomas al respecto y su relevancia para el estudio de la pluralización y el uso impersonal de haber en español. Nuestro tercer

15 aporte es que este estudio se ha realizado en una comunidad de habla que nunca ha sido estudiada en lo que respecta a este tema. El español salvadoreño es en sí conservador, en el sentido de que se ha mantenido aislado por mucho tiempo de otras variedades lingüísticas del mundo hispano. La educación recién llegó a finales del siglo XVIII y ésta ha sido desde entonces para unos pocos (Lipski 2002, 272). Por esta razón, los salvadoreños son, por lo general, bastante homogéneos en su forma de hablar, con la excepción de aquéllos que han viajado o que han logrado estudios muy avanzados. Este hecho es una ventaja para este estudio, ya que nos ayuda a descubrir el comportamiento de las oraciones existenciales en un dialecto más conservador, donde deberían prevalecer formas lingüísticas más arcaicas. Por otro lado, nuestro trabajo utiliza cuatro tipos de fuentes para su análisis. La primera recurre a la entrevista sociolingüística, que nos permite observar la pluralización de haber en la lengua vernácula. Nuestra segunda fuente, por su parte, recoge datos del español de los siglos XIX y XX, época en que El Salvador nacía como nación. La combinación de estas dos fuentes nos da la oportunidad de hacer una comparación del comportamiento de esta estructura en dos épocas diferentes en tiempo real. La tercera fuente de datos la tomamos de la prensa escrita. Este análisis nos muestra el desenvolvimiento de las oraciones existenciales en un contexto más formal y entre hablantes que tienen un nivel de educación elevado (escritores, columnistas, etc.). Finalmente, complementamos nuestro análisis con cuestionarios escritos que nos ayudan a evaluar tanto las actitudes de los hablantes hacia el fenómeno (otra forma, también, de estudiar el cambio lingüístico) como la frecuencia de las dos formas (plural e impersonal) en la lengua escrita.

16 Dividimos nuestro trabajo en seis capítulos. En el primer capítulo hacemos una introducción general al estudio de los verbos impersonales, la historia del verbo haber y una explicación del fenómeno de la pluralización del verbo haber existencial. En el segundo capítulo nos enfocamos en cómo se veía la pluralización de haber en el pasado: hacemos un recorrido sobre las actitudes prescriptivas hacia el fenómeno y menciones del tema desde un punto de vista más descriptivo. Finalizamos este capítulo con un recorrido del comportamiento de las oraciones existenciales en algunas lenguas romances y en inglés, en donde comprobamos que ni la pluralización ni su efecto contrario (el no concordar) son una exclusividad del español. En el tercer capítulo hablamos sobre el cambio lingüístico y su forma de estudio. Discutimos, asimismo, la atribución de un cambio lingüístico a la pluralización del verbo haber existencial. Hablamos también de los estudios previos que se han hecho de la pluralización de haber desde un enfoque sociolingüístico. El cuarto capítulo comprende todo lo relacionado con la metodología que hemos utilizado en nuestra investigación, incluyendo nuestras preguntas de investigación. Hacemos, asimismo, una descripción de los participantes de nuestro estudio, las fuentes de datos a las que recurrimos, los materiales que usamos, el procedimiento y codificación que seguimos en cada análisis y la explicación de cada una de las variables lingüísticas y extralingüísticas que tomamos en cuenta así como su respectivo análisis de datos. Concluimos este capítulo con una explicación de los programas de estadística que utilizamos. El quinto capítulo analiza y discute los resultados que obtuvimos en cada uno de nuestros análisis. Finalmente, en nuestro sexto y último capítulo brindamos las conclusiones del presente

17 estudio, las respuestas a nuestras preguntas de investigación, las limitaciones de nuestro trabajo y las respectivas recomendaciones para futuros trabajos. 1.1. ¿Qué es un verbo impersonal? El diccionario de La Real Academia Española define a un verbo impersonal como “aquel que se emplea generalmente en la tercera persona de singular de todos los tiempos y modos, simples y compuestos, y en infinitivo y gerundio, sin referencia ninguna a sujeto léxico o expreso” (2286). Autores como Bello & Cuervo (1948, 204) pensaban que era conveniente llamarlos verbos unipersonales, debido a que sólo se conjugan en tercera persona de singular. En el caso del español, y dado que en esta lengua no se requiere la presencia de un pronombre personal expreso (como sucede en lenguas como el inglés y el francés), las oraciones impersonales no llevan explícitamente el pronombre personal de tercera persona singular. Este tipo de verbo ha representado un problema teórico dentro de la lingüística, dado que la estructura impersonal constituye una contradicción a la regla universal de que una oración debe constar de un sujeto y un predicado (Goebel 1888). Esto ha creado una intensa discusión en cuanto a si las oraciones impersonales contienen o no un sujeto. Autores como Fernández Soriano & Táboas Baylín (1999, 1725) clasifican las oraciones impersonales a nivel general en dos tipos: las que lo son por “la propia naturaleza del verbo (o del predicado)” y las que lo son por el “contexto gramatical”. El primer grupo sería un tipo de oraciones impersonales que denotan fenómenos naturales en las que no hay un sujeto gramatical, como las que se forman con el verbo llover. El segundo tipo de oraciones son eventuales y no tienen un individuo determinado, como en el caso de llaman a la puerta. De acuerdo a estas autoras, el

18 verbo haber sería parte del primer grupo de verbos impersonales, es decir, de las que no tienen un sujeto gramatical. El verbo haber existencial en español es considerado, dentro del uso canónico, como un verbo impersonal. Los manuales de gramática, por lo tanto, recomiendan que siempre se conjugue en tercera persona del singular. Sin embargo, como lo veremos a través de este trabajo, el comportamiento de haber en este tipo de estructura no siempre es impersonal. En ese sentido, la situación del verbo haber como impersonal no sería acertada, y más bien concordaría con la definición de autores como Méndez- Naya & López-Couso (1997, 191), quienes consideran que en vez de hablar de verbos impersonales, es mejor hablar de verbos que tienen usos personales e impersonales, ya que en el caso del verbo haber, éste puede actuar como ambos, como se observa en el siguiente ejemplo, tomado del titular de un diario hondureño. (2) El nuevo presidente de Honduras promete que el 29 de noviembre habrán

elecciones (El Heraldo, 28/06/2009) Consultado el 28/06/2009 En el ejemplo anterior, el verbo haber, que aparece en la conjugación verbal del futuro “habrán”, concuerda con “elecciones”. Este ejemplo fue encontrado a las 6:01 PM de la tarde de la fecha en que se cita el ejemplo. Al día siguiente de su publicación en Internet, el periódico cambió “habrán” por “habrá”, con lo que comprobamos, además de la variación entre la conjugación impersonal y pluralizada de haber, que la forma en plural se encuentra estigmatizada, aunque suele pasar desapercibida por los correctores de ortografía en algunas ocasiones.

19 1.2. El origen del verbo haber: de posesión a existencia Desde tiempos del latín, el verbo habere/haber ha sufrido diversas transformaciones en su función como verbo. En un inicio sirvió como verbo transitivo para indicar posesión (tener, en español moderno). Luego, en latín tardío, comenzó a compartir el significado de existencia con el verbo esse (ser). El hecho de que tenere comenzara a ocupar también el significado de posesión ayudó a que habere fuera perdiendo fuerza como posesivo y que finalmente se convirtiera en un verbo plenamente existencial. Ésta es una vía típica de la gramaticalización, “proceso mediante el cual una forma o construcción asume una función gramatical” (Company Company 2003, 9). En latín antiguo, las oraciones existenciales se expresaban con el verbo esse ‘ser’, tal y como se aprecia en el siguiente ejemplo de Bauer (1999, 602). (3) palus erat non magna inter nostrum atque hostium exercitum ‘había un pequeño pantano entre el ejército nuestro y el del enemigo’ El verbo esse ‘ser’ guardaba la particularidad de que debía concordar, en su conjugación verbal, con el objeto o persona a quien se hacía referencia. Este fenómeno es todavía observable en el español moderno con verbos como existir (existen muchas personas). Tiempo después, ya en el latín tardío, el verbo esse fue reemplazado gradualmente, para este tipo de oraciones existenciales, por el verbo habere ‘tener’, como se observa en el siguiente ejemplo de Bauer (1999, 597). (4) habet in bibliotheca… librum elephantinum ‘hay un libro de marfiles en la biblioteca’

20 El cambio de esse a habere no sólo representa un cambio a nivel léxico y semántico, sino también a nivel sintáctico, ya que el nuevo uso del verbo habere provoca que la estructura existencial, en principio intransitiva, se vuelva transitiva (Bauer 1999) y que, además, la estructura nueva sea impersonal. García-Hernández (1992) cree que el uso de habere como verbo impersonal en latín tardío podría ser un préstamo del griego antiguo, aunque Bauer (1999) argumenta que el cambio se debe a una etapa avanzada del latín y que luego sucedería en otras lenguas indoeuropeas. Además de ‘tener’, haber (o habere como se decía en latín) poseía el significado de ‘mantener’, ‘llevar consigo’, ‘sostener’, (Company Company 2003, 15), ‘tener asido’ y ‘traer’ (Hernández Díaz 2006, 1059). Como tal, y como lo hemos dicho, se comportaba como transitivo, es decir, precisaba de un objeto directo. Además, de acuerdo a Company Company (2003, 15) “enunciaba acciones pasadas cuyas consecuencias podían extenderse hasta el presente”. En español antiguo, cuando haber significaba tener solía acompañar a un “complemento directo modificado por un participio pasivo” (Zamora 1948, 584) y dicho participio, siendo adjetival, concordaba en número y género con el sustantivo de este complemento, como en el siguiente ejemplo, tomado de Zamora (1948, 584) del Poema de Mío Cid. (5) A so castillo a los moros dentro los an tornados

‘A su castillo a los moros dentro los han retornado’ Observamos que el uso del verbo haber en el ejemplo anterior coincide con su significado y función de hoy día “han retornado”.

21 El significado de haber como tener obligaba, en el español antiguo, a que el participio concordara con el sustantivo: en el caso del ejemplo (5), el verbo tornar se vuelve tornados porque moros está en plural. Poco a poco, según Zamora, la concordancia comienza a desaparecer y en el mismo Poema ya se pueden encontrar casos, como en el ejemplo (6), siempre de Zamora, en que el participio ya no concuerda con el sustantivo. (6) Sobejanas son las ganancias que todos an ganado

‘Enormes son las ganancias que todos han ganado’ El uso de haber como verbo auxiliar o perfectivo se compartió durante un tiempo con el verbo esse, aunque cada uno con una función específica: haber se usaba con verbos transitivos, como en los ejemplos (5) y (6), y esse con los verbos intransitivos. Veamos un ejemplo, de Company Company (2003, 16), en que esse funciona como auxiliar. (7) Todos los ganados a Valençia son llegados (Cid). Asimismo, haber se usaba, como se hace aún hoy en día, aunque con menos frecuencia, para marcar obligación (he de cantar). La combinación de un infinitivo con el verbo haber (cantar he), para expresar obligatoriedad, dio origen al futuro sintético del español moderno (cantaré). Bybee, Perkins & Pagliuca (1994, 263) explican el cambio semántico en verbos como haber de obligatoriedad a futuridad como un patrón lingüístico universal, en donde la obligación se convierte en una intención de hacer algo y esta intención en una acción que se realizará en el futuro. En cuanto al verbo haber para indicar posesión, éste se utilizaba en ciertos contextos en donde el agente poseedor estaba “sumamente debilitado”

22 gramaticalmente (Company Company 2003, 16). Entre estos contextos se puede mencionar los casos en que el agente poseedor no aparecía en la misma oración, como se aprecia en el siguiente ejemplo de Company Company (2003, 16). (8) E luego que ouo buen tiempo, alço sus uelas, e fuese a aquel puerto (General estoria) Este debilitamiento del agente poseedor, según esta autora, haría que haber se entendiera, en ocasiones, con el significado de existencial. Así que haber, además de competir con el verbo ser como auxiliar, también lo hizo con el verbo tener en el caso del significado de posesión. Esta competición también se mantuvo hasta el siglo XVI. De acuerdo a Hernández Díaz (2006, 1058), para el siglo XVI es muy difícil encontrar ejemplos de haber como posesivo. La lucha progresiva entre haber y tener como posesivos se observa claramente en los ejemplos que recoge Hernández Díaz (2006, 1064) entre los siglos XII y XVI. Siglo haber tener XII 81% 19% XIII 91% 9% XIV 79% 21% XV 35% 65% XVI 13% 87% Observamos que en el siglo XII el uso de haber como posesivo es bastante frecuente y que es en el siglo XV cuando los papeles se invierten y es el verbo tener el que comienza a ganar terreno, para consolidarse como posesivo en el siglo XVI, despojando a haber de este significado. Se cree que una de las razones por las que el

23 verbo tener pudo haber triunfado sobre haber en cuanto al significado de posesión es que tener estaba semánticamente menos contaminado que haber (Hernández Díaz 2006, 1074). En pocas palabras, la polisemia de haber favoreció a tener. 1.3. El verbo haber existencial como impersonal Hoy en día, el uso prescriptivo señala que en español las oraciones existenciales con el verbo haber deben ser impersonales. En el español culto se intenta mantener este uso, especialmente en la lengua escrita, que es cuando el hablante tiene la oportunidad de tener cuidado en el habla que utiliza. En el habla espontánea, el uso del verbo haber existencial como impersonal parece darse de manera estricta en la mayor parte de España, así lo señala DeMello (1991) para Sevilla y Madrid en donde no encontró ejemplos. La diferencia de esto con otras regiones de habla hispana (incluyendo algunas dentro de España) es que en el resto se mantiene, al parecer, una alternancia entre una forma impersonal y otra pluralizada (de la que hablaremos más adelante). Prestemos atención a un ejemplo en que el verbo haber existencial se comporta como impersonal, donde no es posible distinguir un sujeto definido y tampoco observamos concordancia con la frase nominal que le acompaña. (9) Había muchos jugadores de experiencia (La Prensa Gráfica, 25/11/2007) Consultado el 25/02/2008 La impersonalidad en el verbo haber la encontramos en todos los tiempos verbales y en formas compuestas (ha habido) y frases perifrásticas (debe haber muchos ahí), con la única particularidad de que en la tercera persona del indicativo presente la forma verbal de haber va acompañada del antiguo locativo y, como se observa en el siguiente ejemplo.

24 (10) Hay cinco despachos libres (ABC, 22/01/2008) Consultado el 25/02/2008 La norma prescriptiva defiende el uso impersonal del verbo haber existencial con el hecho de que en latín este verbo significaba ‘tener’ y como tal, se comportaba como verbo transitivo. La transitividad del verbo haber existencial se puede observar en frases como no los hay, donde la presencia del enclítico ‘los’ que sustituye a un sustantivo en posición de objeto directo demuestra que el verbo todavía conserva su función como transitivo (Real Academia Española 2005, 330). Se puede decir que el uso de haber como impersonal es el que se considera el estándar en la lengua culta de todos los países de habla hispana, o al menos, el recomendado por los manuales de gramática (hablaremos en detalle de estos manuales y del uso prescriptivo en el capítulo 2). Como lo hemos visto, el origen del verbo haber existencial está relacionado con el uso posesivo que este verbo tuvo en latín. Y efectivamente existe una relación entre el significado de posesión y el de existencialidad, como lo explica Hernández Díaz (2006, 1129): “la posesión…se caracteriza por estar relacionada con ámbitos espaciales, puesto que tanto el poseedor como el poseído se encuentran en un espacio de la realidad, físico o metafórico” y las oraciones existenciales también están dentro de un ámbito espacial similar. La vinculación del espacio entre las oraciones posesivas y las existenciales contribuyó a que haber tomara este significado (Hernández Díaz 2006, 1129). Podemos advertir que incluso en muchos idiomas las oraciones existenciales conservan un locativo, lo que prueba la fuerte relación del espacio en este tipo de oraciones. Así sucede en las oraciones existenciales del francés con el uso del locativo

Full document contains 243 pages
Abstract: This study analyzes the pluralization of the verb haber in Salvadoran Spanish. Spanish uses the verb haber 'to have' for existential sentences. According to traditional grammars, existential sentences with haber are impersonal, that is, they are conjugated only in the third-person singular. However, it is common in most Spanish varieties to conjugate haber in the plural when the nominal phrase is plural. Recent studies have suggested that the pluralization of haber is an innovation in modern Spanish and that it is advancing from lower to higher classes. My study shows that on the contrary there is little evidence indicating that pluralization is new in modern Spanish. In fact, the phenomenon has been known to grammarians since as early as 1833, recorded in examples showing all tenses and reflecting the usage of all social classes. Since other Romance languages also have variation between an impersonal and a plural form in existential sentences, the phenomenon is likely to be a manifestation of a universal tendency. I have used written questionnaires, sociolinguistic interviews and written documents from the 19th , 20th , and 21 st centuries to analyze existential sentences with haber in different contexts of Salvadoran Spanish. My results show that the pluralization of haber has a significant presence in Salvadoran Spanish, and that it is disfavored only in formal language, in the speech of the highly educated, and in contexts where speakers have been immediately exposed to the impersonal use. Thus, given the fact that the use of existential haber has been constant in Salvadoran Spanish since the 19 th century, and that there is no significant variation among speakers of different ages, I conclude that the pluralization of haber does not represent a linguistic change in progress in this variety. (Full text of this dissertation may be available via the University of Florida Libraries web site. Please check http://www.uflib.ufl.edu/etd.html)